4 CONGRESO NACIONAL DE DIRECTIVOS

dir2016

Tras un duro periodo de ajuste, en el que España ha caído a la 12ª posición mundial en términos de PIB, volvemos a crecer y a crear empleo más rápido que los países de nuestro entorno.

No se trata sólo de recuperar posiciones y cicatrizar heridas. Si de verdad España quiere ganar liderazgo en el escenario político y económico global, debemos anticiparnos a los grandes movimientos y tendencias que ya están cambiando el mundo. Ello exige análisis, ambición, asunción de riesgos, y toma de decisiones.

Nuestro país no debe quedar al margen de ese esfuerzo europeo, y tras la consolidación fiscal, tiene que situar al sector industrial en el centro de su agenda política y económica.

Ni los agentes económicos ni la sociedad civil pueden conformarse con la construcción de un país rezagado y temeroso del futuro.

Rafael Miranda
Presidente de APD